A la par de las actividades académicas, se encuentran las habilidades socioemocionales como un componente más del desarrollo integral de los estudiantes. Su conocimiento y desarrollo permitirán un equilibrio entre las emociones y sentimientos con la actividad escolar.